Cristina de la Torre, del departamento de interiorismo de Cabañero , presenta en IMPRESCINDIBLES—EAD su línea de pérgolas bioclimáticas

Lo que diferencia a una pérgola bioclimática de una tradicional, es su capacidad de adaptación. La parte superior, el techo, está compuesto de lamas móviles, que se manipulan para poder aprovechar mejor el espacio cubierto por la pérgola. Se pueden cerrar completamente si llueve, o abrir más o menos dependiendo de la incidencia del sol en ese momento.

Las pérgolas bioclimáticas suelen estar hechas con una estructura de aluminio y lamas móviles orientables, bien fijas o incluso retráctiles, que ofrecen el máximo grado de adaptabilidad. Además, permiten acoplar ventanas de gran formato en los laterales, con ventanas-puerta, que normalmente son fijas y/o correderas o cortinas de cristal. Esto permite cerrar el espacio con una alta capacidad de aislamiento y disfrutar de él en cualquier época del año, incluso en los meses más fríos y lluviosos.

El proyecto IMPRESCINDIBLES—EAD nace para poner en valor ese “punto fuerte” que hace a cada compañía única para los profesionales del diseño, lo que les hace “Imprescindibles” en el sector. Esta actividad se presenta en formato clip en el cual un representante de la empresa perteneciente al colectivo La Casa EAD da a conocer el producto o servicio imprescindible, estrella o diferenciador por el cual la compañía es líder, afamada e incluso premiada.