La tecnología de los difusores Black&White de Tecsoled consigue convertir su superficie totalmente negra en una línea de luz cuando se enciende.

Con todo apagado, las luminarias se integran en las superficies negras, como techos o paredes, creando líneas elegantes y casi invisibles. Al encender la luz el difusor se transforma creando una iluminación sorprendente donde antes parecía no haber nada.

El mejor efecto visual se obtiene en perfiles que tienen un interior negro, utilizando tiras flexibles con alta densidad de led. En Tecsoled recomendamos la utilización de nuestras familias COVA y WILD.