Las soluciones de acondicionamiento acústico tienen el objetivo de minimizar la reverberación no deseada, es decir, esa ligera permanencia del sonido una vez que la fuente original ha dejado de emitirlo, y que puede ser tan molesto como por ejemplo el murmullo de un restaurante lleno.

Estas soluciones se basan sobre todo en el uso de materiales fonoabsorbentes, los llamados paneles acústicos. Son ideales para aquellos ambientes en los que se necesite un sistema de eliminación de ruidos y de mejora del confort acústico sin necesidad de ejecutar obras.

Islas fonoabsorbentes

Las islas acústicas fonoabsorbentes son paneles que cuelgan del techo mediante un sistema sencillo de anclajes. Pueden ser tanto cuadrados y rectangulares como circulares o cualquier forma curva

Están disponibles en acabado textil de alta calidad, confeccionado con materiales 100% reciclable, lavable, antipolvo, antibacteriano, entre otras muchas cualidades técnicas, con una variedad de 24 colores. Se pueden utilizar individualmente o en combinación para crear líneas y patrones a gusto.

Cuadros fonoabsorbentes

Los cuadros acústicos o cuadros fonoabsorbentes, son paneles colgados en pared, de la misma manera que un cuadro normal. Se componen de un interior fonoasborbente de altas prestaciones con esqueleto rígido y cubierto pero a diferencia de las islas su cubierta textil es personalizable con imágenes, fotografías o ilustraciones. También puede ser en un único color como las islas.

Tapizados acústicos

Los tapizados acústicos o fonoabsorbentes están diseñados para aquellos espacios con máximas exigencias de absorción, en aquellos casos en los que hay que maximizar las superficies de tratamiento fonoabsorbente. Consiste en el revestimiento de paredes y techos con materiales fonoabsorbentes, que se integrarán a la perfección en el espacio. Suelen utilizarse en estudios de grabación