D.Lights, un diálogo entre luz, tecnología y diseño en Casa Decor 2021

El proyecto está diseñado por la arquitecta internacional Stephanie Chaltiel de MuDD Architects y ProtoPixel como colaborador tecnológico en el control lumínico y el diseño interactivo

En esta 56ª edición de CasaDecor que tendrá lugar del 13 de mayo al 27 de junio, Simon presenta el espacio ‘D.Lights’ conceptualizado por la arquitecta interiorista internacional Stephanie Chaltiel de MuDD Architects y con la colaboración de ProtoPixel como partner tecnológico.

Para esta edición, la firma ha querido contar con la colaboración especial de Stephanie Chaltiel, reconocida por su experimentación sobre nuevas formas de construir y habitar para introducir la naturaleza en la ciudad. Chaltiel combina formas de construcción artesanales y sostenibles con los avances tecnológicos actuales, como la implementación de drones en la construcción.

D.Lights es una piel de hilo reciclado confeccionado por Gavipunt con una tecnología de tricotaje en 3D con una maquinaria de Shima Seiki Spain y que alberga una narrativa donde luz, tecnología y sonido dialogan formando una coreografía que permite crear un espacio dentro del espacio, en el que nuestra percepción del entorno cambia radicalmente.

Una coreografía interactiva

La obra es una experiencia inmersiva donde el espectador también forma parte de un diálogo con el espacio. Los drones de la empresa Bocs I drons, cuya programación en interior es una tecnología relativamente nueva, sobrevuelan esta piel de hilo formada por 2 bóvedas que acogen a los visitantes, y dan paso a una coreografía acompasada con los elementos lumínicos integrados en el interior. Los cambios de color de la luz integrada en el tejido sincronizados con los sonidos de vida natural sumergen al visitante en un bosque.

Recorriendo CasaDecor 

La presencia de Simon en esta edición se extiende a otros espacios de interiorismo de reconocidos estudios. De esta manera, el visitante podrá descubrir la nueva colección de mecanismos conectivos Simon 270, el sistema de control Scena, así como una amplia muestra de iluminación arquitectural en el restaurante diseñado por el estudio Muher.

Simon 270 es la nueva colección de mecanismos conectivos de Simon, una fuerte apuesta de diseño y sostenibilidad, que pretende simplificar y popularizar la conectividad en todos los hogares. De diseño neutro y atemporal, la estética Icon de Simon 270 se integra tan bien en cualquier espacio, y se presenta en dos estéticas: Icon y Mínima. En el espacio de Muher, los acabados de Simon 270 en negro mate y blanco combinan a la perfección con el interiorismo.

El sistema de control Scena permite modelar el espacio creando diferentes ambientes lumínicos en función de la hora del día o la entrada de luz natural. Controlando la luz y el color es posible crear ambientes capaces de despertar las emociones de los visitantes.

La iluminación arquitectural de Simon en la estancia de Muher es capaz de integrarse y resaltar la arquitectura moldeando sus matices e inspirando estados de ánimo. Su instalación en el espacio, hace posible dotar de emoción y función el interiorismo.

El visitante también podrá adentrarse en el universo de la famosa serie “Valeria”,  para quien la arquitecta Simona Garufi ha reproducido el set cinematográfico dando vida al alma de “Madriz” a través de una decoración que se sitúa entre lo industrial y el vintage-deco y que evoca la atmósfera de la serie para la que ha contado con el asesoramiento, la iluminación y el control de luz de Simon.

Igualmente, el espacio Goldfitness diseñado por el equipo de Arquitectura EEBA contiene una excelente selección de las mejores luminarias y colecciones de mecanismos de Simon. Las luminarias Drop, Slim System y la iluminación lineal decorativa, así como los mecanismos de Simon 100, formarán parte del elegante interiorismo del espacio.

De esta manera, D.Lights explora la relación entrelazada entre nuevas tecnologías ligeras y el deseo permanente de contacto con la naturaleza en los espacios interiores.

Con este proyecto, Simon pretende también reflejar cuestiones que nos plantean los nuevos retos, entendiendo que el espacio arquitectónico y habitable debe tener un papel fundamental en esta nueva fórmula social. El cambio climático nos obliga a reinventar los métodos constructivos y a buscar nuevos materiales que respondan a una emergencia medioambiental ya presente en nuestro ecosistema.