Serie Squid: inspirada en la naturaleza para diseñar una colección de mesas de generosas dimensiones que se pueden personalizar para cualquier entorno. 

Para S•CAB, diseñado por RadiceOrlandini DesignStudio 

El espacio es un lujo. Su importancia nos es familiar; los objetos que la pueblan deben, por lo tanto, aportar valor tanto en términos de estética como de funcionalidad, que a su vez están indisolublemente vinculados.

Un ejemplo de esta dinámica es la colección de mesas Squid de S•CAB diseñada por RadiceOrlandini DesignStudio y presentada en septiembre de 2021.

La colección es versátil, flexible, generosa y juega con las formas del hexágono y el rectángulo. El impacto visual del gran tamaño es amplificado y refinado por la sensación de ligereza dada por la atención al detalle de la pata de aluminio fundido a presión.

Los diseñadores sustituyeron la tradicional sección laminar por una en forma de hueso de calamar, de ahí el nombre Squid, con una nervadura que la hace más robusta e interesante a la vista gracias a los reflejos de la luz en los diferentes planos inclinados. Fijadas a estructuras tubulares de metal, las patas generan una sólida estructura de soporte para encimeras de mármol precioso (Calacatta y Sahara Noir) o HPL; el encanto clásico del mármol vive en armonía con una serie de tonos suaves para las bases o acoge el giro de otros más coloridos.

Fijas o extensibles, con formas y tamaños fuera de lo común pero aún así fáciles de montar y mover, versátiles para su colocación: las mesas Squid pueden ser las protagonistas de grandes comedores residenciales, espacios públicos y locales de comida, pero también de oficinas, gracias a la versión especial Squid OF con aberturas para cables, pasacables revestidos y tapas en el mismo acabado de la encimera. Squid OF encuentra su extensión perfecta en el sillón Lady B Pop: nacido de la colaboración con Studio Zetass, fue diseñado para ser un proyecto para el mundo del contrato. La estructura acolchada con núcleo de tecnopolímero y la base de 4 patas, la forma acogedora y cómoda la convirtieron en una solución de asiento inteligente y universal para cualquier entorno.

La colección Squid confirma una vez más la visión del diseño según S•CAB, pragmática y polivalente, consciente de que criterios estéticos muy similares han roto la distancia tradicional entre el mundo del contract y el interiorismo. Por último, pero no menos importante, muestra la atención de la empresa por el medio ambiente, al ser un producto que se puede desmontar al 100% para un correcto proceso de reciclaje.