Son muchas las personas que experimentan una sensación de bienestar cuando están en la naturaleza, rodeados de agua en movimiento. Permanecer ante cascadas y oleaje produce una sensación de calma y serenidad. Algo que se traduce en “recarga de energía”. ¿Cuál es la explicación?

Esa sensación de bienestar se produce por el choque del agua con rocas u otros materiales. Las partículas del agua desprenden con el golpe iones negativos que limpian el aire, y son estos los responsables de producir esa confortable sensación. El fenómeno que provoca que se active el proceso de ionización se conoce como ‘Efecto Lenard, en honor a su descubridor, Philipp Lenard.

Es justo ese efecto el que se imita en las tecnologías para purificar el aire de los espacios interiores. La ionización se adapta y aplica a los equipos de climatización y no solo provoca bienestar, sino que neutraliza virus y bacterias de espacios cerrados.

El aire de los espacios interiores está cargado de partículas nocivas. Son estas las que producen malestar, dolor de cabeza e incluso algunas enfermedades respiratorias graves.

 

¿CÓMO ACTÚA LA IONIZACIÓN EN LOS SISTEMAS DE PURIFICACIÓN?

La ionización es la técnica que utilizan las tecnologías de purificación de aire para generar iones y expulsarlos al ambiente.

En los ambientes cerrados, las partículas de carga positiva atraen a estos iones y aumentan su masa hasta no poder soportar su peso, cayendo al suelo y dejando de ser inspiradas por quienes habitan el entorno.

Así, se evitan las enfermedades que estas provocan cuando se inhalan y el aire se convierte en un aire saludable y de calidad.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE LA IONIZACIÓN? 

Al igual que sucede con el fenómeno natural provocado por el ‘Efecto Lenard’, el aire limpio de los espacios interiores provoca sensación de bienestar. Esto no solo se refleja en un buen estado de salud de las personas que habitan ese espacio, sino que hace que estas se sientan con vitalidad. Así, la ionización consigue una sensación de confort en los espacios cerrados.

LA IONIZACIÓN FRENTE A OTRAS OPCIONES DE PURIFICACIÓN DE AIRE

El avance tecnológico ha generado el desarrollo de distintos sistemas de purificación de aire. Estos sistemas son aquellos que eliminan las partículas que pueden perjudicarnos cuando se inhalan al respirar. Es decir, aquellos que hacen desaparecer las partículas de carga positiva.

Las técnicas de purificación de aire son muy útiles para generar un aire de calidad. Entre las más conocidas, además de la ionización, se encuentra la purificación de aire por ozono o por radiación ultravioleta. A diferencia de estas últimas, la ionización no tiene efectos secundarios dañinos y puede utilizarse en presencia de personas. De ahí el éxito de esta técnica, que atrae a los principales fabricantes de climatización del mercado.

Recientemente, la gama de soluciones Airzone ha sido ampliada con el purificador de aire Easyzone CAIcapaz de reducir en un 50 % el tiempo que las partículas nocivas permanecen en el aire gracias a la tecnología de ionización.

La ventaja de Easyzone CAI es que supera los límites de los purificadores de aire convencionales, ya que aprovecha el potente flujo de aire que emiten los sistemas de climatización por conductos y los convierte en los grandes aliados de la calidad el aire interior.